Ejercicios para estimular el lenguaje


Para los niños en edad temprana puede parecer un reto el enseñarles a empezar a hablar.

Es cuando entonces tendremos que ayudarlos de alguna forma, y esta sería el ejercitando el sistema buco-facial mediante las terapias de lenguaje, las cuales pueden empezar en casa con diversos ejercicios divertidos y simples.

En nuestro país muchos padres de familia no cuentan con los recursos necesarios para costear un especialista en terapias de lenguaje, por lo tanto estos consejos serán de mucha ayuda para poder empezar a trabajar con los niños en el hogar de una manera fácil pero constante. Los siguientes ejercicios son formas “naturales” de motivar o estimular el lenguaje de los niños en la casa con ayuda de los padres.

Ejercicios con la lengua:
1. Lengua afuera
2. Lengua en forma de tubito
3. Lengua en el paladar
4. Lengua arriba y abajo

Gimnasia para los labios:
1. Besos al aire
2. Trompita invertida
3. Dientes ocultos
4. Silvar
5. Labio superior tapado
6. Boca triste
7. Bigote con lápiz
8. Sonidos con las vocales “a” “o” “u”
9. Labio para arriba

Otros ejercicios de soplo
1. Soplar fuerte “como el viento”
2. Soplar despacio “para hacer burbujas”
3. Aire hacia abajo
4. Soplar el cabello hacia arriba
5. Aire en la mano
6. Ejercicios de respiración (inhalar y exhalar)

Succionar también es un buen ejercicio natural de desarrollo del lenguaje.
Ejercicios con la mandíbula:
1. Mover la mandíbula hacia ambos lados

Ejercicios con el paladar:
1. Toser
2. Bostezar

Imitación de sonidos comunes y animales:
1. CHU-CHU (TREN)
2. SHHH (SILENCIO)
3. CLICK-CLICK (COMPUTADORA)
4. CRI-CRI (GRILLO)
5. MIAU-MIAU (GATO)

En conclusión, podemos decir que aunque es importante la ayuda de un profesional especializado en el tema, también podemos empezar a ver un cambio desde nuestra propia casa. Estos consejos son prácticos y se pueden realizar día tras día, pero se deben de hacer de forma continua en función de ver los resultados poco a poco.

El ayudar al lenguaje de los niños no es un proceso corto, por lo tanto como padres hay que ser pacientes y sobretodo mostrar el apoyo incondicional a los hijos, valorar y reconocer su esfuerzo para que así su desarrollo sea más fácil, divertido y con amor.

Saludos,

Debora Henriquez Palau
Educadora Inicial con mención en Pedagogía