Valores para fortalecer la familia

En este día de la familia, que se celebra anualmente cada 15 de mayo desde 1994, compartimos una lista de importantes valores que debemos inculcar a nuestros hijos para el fortalecimiento de la institución más importante de la sociedad.


La empatía. El niño tiene que aprender a ponerse en el lugar del otro, entender como piensan y se sienten los demás. Es un valor necesario para la convivencia.

La humildad. Debe de saber que es igual que al resto de niños, no es ni mejor ni peor en ningún sentido. Vivir con una actitud humilde le permitirá conocerse mejor, valorar sus fortalezas e intentar paliar sus debilidades.

La autoestima. Debe de saber valorarse a sí mismo. Para potenciar su autoestima, sin pasarnos, podemos utilizar el elogio cada vez que realice una buena acción o tarea.

El compromiso. Es un valor que se va adquiriendo con el paso de los años,. Los niños demostraran madurez y responsabilidad. Debe de saber la importancia el valor que tiene el prometer algo o dar su palabra.

La gratitud. Es importante y valioso que reconozcamos a nuestros hijos las cosas que hace bien por nosotros.

El optimismo. Es importante que sepan vivir el día a día con entusiasmo y optimismo, buscando siempre el lado bueno de las cosas a pesar de los golpes que les de la vida. Deben de huir de todo pensamiento negativo.

La amistad. Nuestro hijo debe de aprender el valor de la amistad y del mutuo afecto que nace con el contacto de otras personas.

La voluntad. Todas las cosas importantes que se quieran conseguir deben de ser a través de la voluntad. Debemos e de quitarles la manía a de intentar conseguir las metas al mínimo esfuerzo.

La felicidad. Debemos de contagiarles nuestra felicidad para así transmitírsela a ellos, para ello es importante vivir el día con alegría, optimismo, sentido del humor… solo aquel que es feliz podría transmitir felicidad.

La paciencia. Ayudará a controlar y canalizar su impulsividad mostrando una actividad paciente y serena.

Es evidente que la mejor forma de enseñar a nuestros hijos es con el ejemplo. Por tanto haremos el mayor de los esfuerzos por aplicar estos valores nosotros mismos.

Fuente: Hacer Familia